La reforma educativa en Polonia en perspectiva comparada

Jueves, 8 de oct de 2015, hrs.

Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), Auditorio Santa Fe

En un evento en conjunto con la embajada de Polonia en México, el Programa Interdisciplinario sobre Política y Prácticas Educativas (PIPE) contó con la participación de Dr. Michal Sitek, Director de Investigación y Dra. Anna Wojciuk, ambos del Educational Research Institute de Polonia (IBE) con los ejes fundamentales de la Reforma educativa en Polonia, Eslovenia, Hungría y República Checa, además de los comentarios de la Dra. Blanca Heredia, Coordinadora General del PIPE-CIDE. El evento tuvo lugar el 08 de octubre de 2015 en el Auditorio Santa Fe, del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE).

La meta de este trabajo fue entender mejor la variación que existe en los resultados educativos entre la República Checa, Hungría, Polonia y Eslovaquia al compararse los cambios institucionales de los sistemas educativos. La motivación se deriva de los logros sumamente divergentes de estos países en las pruebas PISA en las que Polonia recientemente obtuvo mucho mejores resultados que los demás países de la región. La intención es demostrar que las reformas educativas realizadas durante el periodo de transformación introdujeron arreglos institucionales muy distintos en los cuatro países, aunque sus sistemas compartían muchas características comunes al principio de los años 1990. Las diferencias entre perspectivas nacionales a las reformas educativas se ven reflejadas en particular en las formas de descentralización de la educación, nivel de autonomía de la escuela, medición de resultados, mecanismos de financiamiento, tracking de estudiantes a distintas tracks educativos y regulaciones relativas a los maestros. Comparada con los otros tres países, Polonia parece contar con la división de competencias más equilibrada entre los distintos niveles de gobernanza educativa, que aparentemente hace que las tareas de las agencias centrales, los gobiernos locales y los directores de las escuelas sean más complementarios. El tracking tardío y la implementación de exámenes estandarizados en las tres etapas de la escuela han mantenido al sistema educativo polaco relativamente uniforme y basado en normas comunes, aun si la mayoría de las responsabilidades administrativas se ha transferido al nivel local.